“El unitarismo es un régimen de fuerza, que sólo puede admitirse como política de excepción transitoria; pero no como sistema permanente de organización humana.

Julio Calvo Alfaro: “Aragón, Estado”, 1932

Anuncios