“Los aragoneses, si no queremos desaparecer, hemos de conservar nuestra unidad geográfica, política y espiritual”.

Julio Calvo Alfaro: Aragón, Estado. 1932

 

Anuncios