CondausNada nuevo bajo el sol. Adjuntamos a continuación un extracto del artículo “Aragón ante la Historia”, escrito por Gaspar Torrente y publicado en Renacimiento Aragonés, el 15 de marzo de 1936 :

(…)

Hartos estamos los aragoneses [de que] se nos vaya desposeyendo de nuestra historia y de nuestros hechos, de nuestras conquistas y de actos realizados, cuando algunos pueblos peninsulares, si hoy gozan de personalidad política, ésta se la deben a Aragón, a sus reyes y a sus instituciones.Gaspar Torrente

Por una parte, Aragón ha sido cubierto por un velo llamado hispano, borrando o cubriendo su personalidad hasta llegar a hacer creer que Aragón es un pedazo de una patria fundida en el equívoco y en el engaño.

Por otro lado, ante nuestro silencio, ante nuestra apatía y desidia, todo lo mejor de Aragón, su patrimonio político, jurídico, social, hazañas de conquista y liberación, también, historiadores pobres, falto[s] de argumentos veredictos, faltados aún más de argumentos peritivos, ante nuestro silencio, incorporan a su historia particular todo lo que se les antoja, todas las grandezas, mintiendo a sabiendas, al extremo se llega que incluso cuando traducen alguna obra de carácter histórico, y el autor pone Aragón como primero, el traductor sin escrúpulo alguno traduce y cambia la posición de nuestro pueblo poniéndolo en segundo término.

Eso, como aragoneses y amantes de nuestra nacionalidad, no debemos permitirlo. Aragón fue y debe volver a ser.

(…)

[Refiriéndose a su obra, titulada “Indíbil”]

Este trabajo no tiene nada de inventivo; es simplemente una recopilación, un volumen donde se acoplan la sustanciabilidad aragonesa que se halla mezclada dentro de la Historia peninsular, donde Aragón ha tenido un partícipe incluyente e interesante de dominio y de fuerza: de supremacía, cosa que desconocen nuestros paisanos y de paso desharemos muchos bulos y errores que existen dentro de la llamada Historia de España, en la cual Aragón aparece fundido, o mejor dicho, borrado, excluído de sus límites territoriales. Sus mayores éxitos de conquista pasan y han pasado como conquistas castellanas o catalanas, cuando han sido conquistas bien aragonesas, bien de Aragón.

Anuncios