“La libertad consiste en la moderación y prudencia, no en la obstinación, no en las resoluciones impremeditadas, no en los transportes de cólera; al contrario, desdice tanto de los alardes bélicos y de las opiniones populares, que las armas en ningún modo deben, al parecer, conservarnos la libertad que nuestros antepasados conquistaron por las armas: ella gusta más del placentero reposo a la sombra de las leyes civiles, porque es menos difícil precaver con la prudencia que, una vez excitadas, reprimir las alarmas belicosas.”

Jerónimo Blancas, Comentarios de las cosas de Aragón (1588)

Anuncios