LA FUNDACIÓN GASPAR TORRENTE LLORA LA MUERTE DE UNO DE SUS FUNDADORES: GONZALO BORRÁS

La Fundación Gaspar Torrente manifiesta su dolor y traslada a su familia, a sus amigos, a la comunidad académica y a toda la ciudadanía su pésame por la pérdida de un referente cultural del aragonesismo.

Zaragoza, 27/02/2019.- La Fundación Gaspar Torrente para la investigación y desarrollo del aragonesismo quiere manifestar públicamente su pesar por el fallecimiento de Gonzalo Borrás Gualis quien fue, junto a personalidades como José Antonio Labordeta, Norberto Caudevilla, Vicente Martínez Tejero, Eloy Fernández Clemente o Emilio Gastón uno de sus patronos fundadores.

Esta Fundación quiere destacar, junto a su brillantísima trayectoria vital como investigador, docente, divulgador y teórico del arte aragonés y español, su compromiso aragonesista, que supo compatibilizar -sin estridencias pero con determinación- con su desempeño académico durante varios años, llegando a ser cabeza de la candidatura de Chunta Aragonesista al Ayuntamiento de Zaragoza en las elecciones de 1991.

Su propia memoria de licenciatura sobre la Batalla de Zaragoza de 1710 ya suponía una audaz incursión en esa época (1967) en la desconocida y oculta historia de la Guerra de Sucesión en Aragón, trabajo que tardaría muchos años en ser ampliado por nuevas generaciones de estudiosos. Pero también desde su actividad más conocida, sus investigaciones sobre el arte islámico y su mestizaje con el lenguaje formal del arte cristiano de Europa Occidental que dieron nacimiento al mudéjar, realizó contribuciones esenciales para la comprensión del carácter tradicionalmente integrador de nuestra civilización. El “carácter mudéjar” de la cultura y la sociedad aragonesa le llevó a hablar con frecuencia del mudéjar como el más genuino arte nacional aragonés.

En palabras de la Presidenta de la Fundación Gaspar Torrente: “Gonzalo Borrás formó parte de toda una generación de los activos más valiosos de la actual conciencia cultural aragonesa. Descanse ahora en paz su cuerpo y permanezca viva para siempre su memoria en ella.”